miércoles, 15 de febrero de 2017

                       PSG 4-0 BARCELONA


El Barcelona sufrió un desamor en esta Champions League en el Parque de los Príncipes. Fue el San Valentín más amargo, se encontró con un PSG voraz y dañino que hizo añicos el fútbol azulgrana. No quedó ni rastro del equipo que una vez fue. Di María, Draxler y Cavani jugaron con los sentimientos de un equipo, el de Luis Enrique, que acabó desolado y con un resultado que le deja con un pie fuera de la competición.

No hubo ni un poco de esperanza entre tanta desilusión. Ni un solo motivo para creer. El campo se le hizo enorme sin balón a los de Luis Enrique. Infinito. Ter Stegen se salvó del debacle. Volvió a olvidarse de la presión, y sin eso el Barça defensivamente es frágil. ¿Podrá el Barcelona remontar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada